El psicoanálisis del arte y el arte de los artistas anónimos

En el penúltimo tramo de la Rambla de Barcelona, casi antes de llegar al mar pero dónde ya se huele a sal, los artistas anónimos realizan sus obras, principalmente, para los turistas. En el segundo puesto empezando por la izquierda un artista oriental regala su arte, y digo regala porque por 5€ convierte cualquier nombre en una pieza única.

Sólo tenía que dedicarle unos minutos, un auténtico regalo extra, para que mi artista anónimo insuflara a YSFTEAM vida y a mí me proporcionara unos momentos de goce y placer. El artista anónimo, que sólo firmó su obra porque yo se lo pedí – un artista siempre ha de firmar su obra – le dije mientras él me esbozaba una sonrisa de agradecimiento, el artista anónimo cogió la cartulina y con un trazo preciso y certero comenzó a dibujar una por una las letras que yo antes había escrito en un papel.

Mientras él trabajaba sin levantar la vista de la cartulina yo observaba con deleite lo que de sus dedos surgía: para la Y un precioso colibrí azul aterrizando en un matorral; para la S una hermosa ave engalanada y juguetona; cuando llego a la F, me dejó expectante, pues trazó un tronco en el que apoyó a un cantor ruiseñor ¿se estará equivocando de letra? pero no, la cola de un pequeño pajarillo dándonos la espalda acabó con mi incertidumbre; iniciaba la letra clave para mí, la T y cuál fue mi sorpresa cuando eligió uno de mis colores favoritos y volvió a repetir al precioso colibrí (¿sabía que esa T junto a la Y son los ejes principales de este nombre?), aquí no aterriza en un matorral sino que, con un elegante gesto, se apoya en la estaca que inicia, anuncia la segunda parte otorgándole todo el significado a las tres letras restantes; la E, dos arco iris encadenados emanando de un sol naciente y coronado por otra cola desplegada de otro pequeño pajarillo; para la A comenzó de nuevo por un tronco pero esta vez, en mí, más que incertidumbre hubo sorpresa ¿eligió un loro por aquello que la A es la primera de las vocales con la que empezamos a hablar?; finalmente quedaba la M y ya veis después de todo el bosque de aves no quedaba más que dibujar al dragón, señor de la China y uno de los dueños de mis fantasías. El resultado es genial:

Ysfteam por un artista anónimo

Ysfteam por un artista anónimo

¿no os parece?

Cuando mi artista anónimo finalizó su obra me la mostró para mi aprobación, la emoción que sentí era casi infinita y los 5€ que le alargué me parecieron casi un insulto. Me llevaba una CREACIÓN EN ESTADO PURO. Gracias por tu obra – acerté a decir – ¡me traerá suerte!. Y nos despedimos con una sonrisa.

Mientras subía de nuevo por la Rambla con mi nuevo YSFTEAM en la mano sentía que ése iba a ser mi hilo rojo, para los orientales símbolo de unión, amor, amistad y fortuna. Gracias artista anónimo, gracias por tu arte, gracias por tu generosidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: